ROPA DE FÚTBOL Y EQUIPACIÓN DEPORTIVA

El mundo del deporte no conoce la crisis, no sólo como factor económico debilitante, también como concepto en sí mismo. Vamos, que la palabra no existe en el vocabulario de este sector privilegiado.

Para muestra, un botón: no hace mucho que saltaba a la plana de la actualidad la noticia de que Sandro Rosell, expresidente del Fútbol Club Barcelona, entraba en el negocio de la equipación deportiva como socio capitalista de una conocida marca catalana de ropa especializada en actividades al aire libre, montaña y ciclismo, entre otras. El boom que vive el sector, según la propia directiva empresarial, obedece a un auténtico fenómeno, ya no sólo de carácter social, sino, cultural, a consecuencia del apogeo de la práctica deportiva.

 

Todo un repertorio de productos

Ropa de FútbolLa gran oferta de productos y propuestas relacionadas con el deporte incluye:

  • Ropa, equipación y calzado.
  • Salud y belleza.
  • Nutrición y dietética.
  • Prensa especializada.

El deporte es sinónimo de salud, de socialización, de ecología. La práctica de todo deporte reporta beneficios psicológico/emocionales al promover el bienestar y descargar tensiones, estrés y preocupaciones.

Es por ello que el deporte, sea cual sea su especialidad, está cada vez más presente en la vida cotidiana del colectivo social en materia de participación, implicación y manifestación.

Los eventos deportivos comprometen, también, a un gran número de consumidores. Los fan sports, rendidos a los productos de animación deportiva -lo que ha venido a denominarse los «spirit gadgets»- derrochan en gorras, sombreros, banderas, banderines, silbatos, bocinas, bufandas, etc.

 

Ropa de fútbol: el boom total

Ropa de FútbolEl fútbol, como deporte rey, está viviendo su máximo exponente como top venta en camisetas y otras prendas relacionadas. La venta de ropa de fútbol es, con diferencia, es líder en comercialización, distribución y facturación en todo el mundo.

Nike, por ejemplo, obtuvo un margen de beneficios históricos tras el mundial de fútbol de Brasil. Tan sólo en el segundo trimestre del 2014 su facturación alcanzó los 8 millones de dólares, lo que representó un 15% de aumento con respecto al mismo periodo del año anterior. La publicidad, vinculada a la imagen de jugadores de élite, ha hecho de la ropa de fútbol un éxito de ventas sin precedentes a nivel mundial.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *