La base de los entrenamientos para salidas en carretera con la bicicleta 

FRR

La bicicleta es un deporte que encanta primero porque es de las primeras prácticas deportivas a las que se nos introduce desde pequeños, y segundo porque es “escalable”: puedes empezar desde cualquier edad y cualquier nivel e ir aumentándolo hasta llegar al punto de hacer largas salidas por carretera y montaña o incluso competir. 

Desde el espacio digital Francesc Robert, se pueden seguir indicaciones sobre esta afición que abarca todos estos niveles, pero en este artículo nos centraremos en entrenamientos a un nivel avanzado. ¿Cómo practicar para mantenernos en largas salidas en carretera con la bicicleta? 

 FRR

Imagen: francescrobertribes.com 

Músculos a trabajar 

No son pocos los que piensan que deportes como el ciclismo, requieren mucho trabajo únicamente de piernas. Obviamente, las piernas son una zona a trabajar con cierta intensidad, pero otras zonas superiores también requieren de musculatura y buena forma para aguantar el peso de la bicicleta (y de nuestro cuerpo sobre la bicicleta) tras varios kilómetros pedaleando. 

Por otra parte, se debe trabajar con ejercicios que involucren a todo el cuerpo para mejorar tanto la capacidad pulmonar, como la actividad cardíaca. Por ello, las zonas a trabajar para una práctica ciclista de alto nivel y completa son los siguientes grupos: 

  • Tronco Superior: Pectoral, Espalda, Hombros, Bíceps, tríceps y antebrazo 

 

  • Tronco Inferior: Pierna (cuadriceps, femoral, glúteo, aductor, gemelo) 

 

Todo ello se debe complementar con abdominales y lumbares para no padecer sobrecarga y para que toda la estructura muscular esté correctamente definida. 

Plan de entrenamiento 

Mantenernos sobre la bicicleta durante horas sin que se resienta ningún músculo ni sintamos dolor o incomodidad requiere sobre todo de rutina. 

El “machaque” es innecesario en este deporte una vez se ha conseguido una buena constitución y resistencia. De hecho es más importante un músculo ágil y flexible que un músculo fuerte pero propenso a lesiones o tendinitis por no acostumbrarlo a contracciones y estiramientos continuos.  

Por otra parte, cabe señalar que hablamos de “salidas en carretera” a nivel de soportar largas distancias y algún que otro desnivel, curva, etc., que son frecuentes en los recorridos de este tipo, pero no a nivel profesional ni competición, ya que ello requeriría sobre todo el seguimiento de un entrenador o profesional que no sólo nos guie en lo físico, sino en el preparamiento psicológico y nutricional. 

Para el resto basta con una práctica regular del ciclismo y realizar muchos ejercicios de estiramiento antes y después de la combinación de ejercicios que trabajen los músculos indicados con anterioridad. Por ejemplo ejercicios de movimientos con pesas. 

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *